¿POR QUÉ CON MI NUEVA PAREJA NO LLEGO AL ORGASMO?

Este dilema sexual resulta una verdadera paradoja, especialmente las mujeres; y creeríamos que nosotras nos confundimos más que los hombres, porque parece que hasta cierto punto seguimos dudando sí fue una buena idea terminar o no la relación anterior… Pero antes de re-contactar a tu ex, ¡espera!; porque el disfrute sexual nada tiene que ver –o muy poco- con el amor que le tenías.

Además de los cambios obvios en tu vida amorosa y que se trata de una persona completamente distinta al ex: su olor, cómo te besa, dónde y cómo te toca, sus dimensiones, y hasta la forma como te seduce; si a todo esto le sumas la cuota de tensión adicional que le agregamos a la relación, puedes comenzar a identificar las alarmas que están saboteando tu placer sexual.

En principio, realmente somos seres humanos apegados a nuestros hábitos y, en el buen sentido, las relaciones de larga data nos acostumbran a cierto tipo de guiones sexuales que nos ofrecen seguridad, confort, confianza y en esta medida también orgasmos; por eso, cuando la dinámica cambia y sobre todo en los próximos “nuevos encuentros” quizás la novedad se apodera de tu atención, haciendo más cuesta arriba la llegada del orgasmo.

Entonces, lo mejor sería que te dedicaras a controlar lo que puedes, y es justamente tu cuerpo; tu nivel de deseo sexual y tu performance, que es lo único que no hay cambiado de manera significativa. Y mas allá de dejarte llevar, te invito a abrir todos tus sentidos y crear conciencia sobre lo que realmente te gusta, y cómo te gusta ser estimulada en términos eróticos.

Sin caer en comparaciones o en el ping-pong de el otro hacia esto: “pero este hace esto otro”, lo mejor sería que en solitario, repases qué formas de estimulación realmente te encantan, excitan y alborotan tu deseo sexual; y una vez que tengas este panorama más o menos definido, puedas comenzar a actuarlo en el próximo encuentro sexual que compartas con tu nuevo amor.

Este momento de crisis, puede resultar justamente el instante para lograr el borrón y cuenta nueva de tu vida sexual; entonces si existe algo que desees modificar, y como la relación justamente está por comenzar, nunca existirá un mejor momento para cambiar las reglas del juego a tu favor que ahora. Desde esta perspectiva la negociación es entre tu nuevo yo sexual y tu nuevo amor; lejos de los recuerdos, fantasmas o anécdotas que pertenecen al pasado.

También, sirve de mucho dedicar las primeras sesiones sexuales para la estimulación no penetrativa; porque ofrece la oportunidad de conocer con mayor detalle el mapa erógeno de cada uno. Además, a este diálogo le pueden agregar trucos y detalles eróticos que hacen más amena la conversación; por ejemplo: intercambiando post-it con acciones eróticas sobre los puntos sensibles de cada uno, para destacar el cómo les gusta ser estimulados, además de localizar muy bien la región para evitar futuros errores.

Amor Antunez
@AmorAntunez